Pages Navigation Menu

Blog colectivo con escritores sumamente ociosos, tratando temas diversos como Anime, Videojuegos y cualquier cosa que se les ocurra...

Cuentos de D3NE | Lotería

Bueno después del fracaso que fue mi antigua categoría (Mangacioso), vuelvo con otra renovada y que nunca estará falta de actualizaciones. Ésta será llamada “Los Cuentos de D3Ne” y en ella podrán encontrar una gran cantidad de cuentos escritos por mi (Mayoritariamente serán de fantasía).

Esta categoría será mucho más activa que la anterior, la cual debí dejar por que era demasiado trabajo traducir los mangas para una sola persona, sin poseer el tiempo ni las ganas de hacerlo.

Bueno aquí les va el primer cuento, espero les guste, pronto tendrán la segunda entrega.

Cuento Uno : El Anciano y La Lotería

Pedro González es un hombre de noventa y siete años de edad, proviene de una familia campesina de extrema pobreza, y se ha mantenido tanto tiempo con vida sólo gracias a los designios del destino.

Desde pequeño ha tenido una ambición incontrolable por aquello que siempre escaseó en su hogar, a partir de los treinta años ha jugado cada semana, juntando arduamente el dinero requerido para la compra de un cartón, a la lotería del país que lo cobija. Pero así como la suerte le ha dado una vida larga, también le ha impedido que su sueño por obtener el dinero de aquel juego se haga una realidad, y cada día que pasa las esperanzas que alguna vez brillaron sin comparación dentro de su alma, poco a poco se han opacado, llegando casi a la extinción.

Hoy, viernes primero de enero, cuando recién comienza un nuevo año y Pedro cumple noventa y ocho años, ha salido nuevamente ese anciano esperanzado de su humilde hogar hacia el lugar donde durante décadas a comprado aquel pedazo de cartón colorido que llena su vida de ilusiones ya casi olvidadas.

Y así como lo ha hecho cada semana, de cada mes desde que cumplió los treinta, Don Pedro (como le dicen sus conocidos) selecciona cuidadosamente los números que aparecerán impresos en su cartón; Elige fechas importantes, su nacimiento, su primer trabajo, el cumpleaños de su esposa, el de sus hijos, y todos aquellos números que tengan alguna relevancia en su ya casi consumida vida.

Entonces después de gastar el dinero y recibir su ansiado objeto, comienza el viaje de vuelta a su casa. En el camino se encuentra con aquellas personas que lo han visto transitar y envejecer durante casi setenta años por ese mismo tramo, por aquel sendero que lleva de vuelta al único lugar donde existe un verdadero tesoro que él no logra divisar.

Así pasa media hora y el anciano llega a su casa, allí saluda con un pequeño beso a su esposa y con un abrazo a sus hijos, luego entra por un angosto pasillo a su habitación donde una cama de dos plazas y un velador es todo lo que encuentra.

Pedro decide recostarse y esperar dos días hasta el anuncio de los números ganadores, levanta las sábanas y las frazadas, le pide un té caliente a su mujer y comienza a rogar incesantemente a Dios que haga su sueño realidad. Postrado pasa el primer día, sólo se levanta para ir al baño y almorzar, el segundo día lo utiliza para leer las últimas noticias que acontecen en su país y platicar con su familia hasta llegar el anochecer donde vuelve a recostarse en su cama.

Entonces llega el día que Pedro espera, una sonrisa lo acompaña durante toda la jornada, impaciente aguanta horas y horas sentado al lado de la radio que dictará los resultados de la lotería, se cumplen las diez de la noche y comienza a hablar esa voz tan conocida por Don Pedro, primero dicen los resultados de loterías mas pequeñas y de menos importancia, y por último llega el momento de oír lo que desde el viernes a deseado escuchar.

El hombre de la radio comienza a decir las cifras, la primera de ellas acierta con la que Pedro seleccionó para su cartón, faltan nueve, la segunda también es correcta y el anciano comienza a transpirar por emoción, faltan ocho, el tercer número coincide con el del viejo, sus ojos comienzan a salirse de sus órbitas, no lo puede creer, quedan siete, el cuarto número es exactamente el mismo que Pedro eligió, el anciano da un salto de alegría, su sueño está muy cerca de ser una realidad, quedan seis, la voz de la radio dicta otro número que acierta con el del cartón del viejo, Pedro comienza a llorar, faltan cinco, otra cifra coincide, el abuelo grita para que su esposa lo acompañe, cuatro números faltan, el séptimo acierta nuevamente, Don Pedro y su esposa gritan de alegría, nunca antes habían sido tan felices, quedan sólo tres cifras, la felicidad se siente en el ambiente, los dos viejitos están abrazados y lloran de júbilo, el octavo número también ha sido correcto, faltan dos, la respiración del anciano se acelera, comienza a sentir la satisfacción que había esperado durante toda su vida, otro número ha coincidido, queda uno, las palabras del hombre de la radio resuena en toda la habitación, el décimo número es el mismo que Pedro había elegido, el anciano ya ahogado por la adrenalina, da un brinco de alegría y a su vez su corazón repite el movimiento, pero sólo por primera y última vez, Don Pedro cae al suelo, sus ojos se ponen de un color blanco y su cuerpo queda petrificado.

Pero… Ganó la lotería ¿No?.

468 ad
  • Maguito
    oye q pasa viejo ???
    el cuento del viejo de la loteria ya sta muy gastado mmm… la verdad es muy malo tanto q me veo obligado a escribir aca lo siento pero es q alguien de 97 años es casi imposible q a lllegar a casa salude a sus hijos pues yo creo q sus hijos ya hicieron sus vidas y ya no viven cn el obiamente y si el por azares del destino llego a los 97 es poco probable q su esposa tb haya tenido la suerte,…. bueno por eso y una par de cossas mas t digo q la proxima pienses antes de publicar algo xD (yes)
  • Orale que cuento mas interesante aunque demasiado cruel (dth)
    Un final realmente inesperado.
    sinceramente escribes muy bien.
    Comento que administro una pagina de escritores amateurs, te invito a ti y quien desee a darse una vuelta y quedarse pues es un lugar ameno e interesante http://groups.msn.com/theanimeinvents/_homepage.msnw
  • El primer comentario es bastante agradable, felicito a su autor. Te comento que mi abuelo tiene 98 años y mi abuela 94, el cuento lo hice basándome en su nombre, por lo que no me parece imposible que una pareja de ancianos siga viva a esa edad. Lo de saludar a sus hijos, créeme que lo hace siempre que los ve, y hasta el momento hay 2 que viven en la casa con ellos para cuidarlos.

    Regi, pues que genial, yo también tengo un sitio web donde un grupo de escritores publicamos Cuentos, historias, etcétera.

    http://www.thefinaldestiny.com por si quieres darte una vuelta.

  • edwin
    man… disculpame si soy un poco cruel al decirte esto, pero… q ca#%jo tiene que ver ese cuento con esta pagina… en serio te hubieses quedado con tu anterior categoria(aunque nunca llegue a leer algun blog tuyo, sorry por eso), de pana(amigo) no lo vuelvas a hacer… (es solo una sugerencia pero quisieras q la tomaras en cuenta) :oP
  • Ociotakus: Un blog escrito por un grupo de ociosos, encontrarás una mezcla de todos sus gustos, desde Anime hasta Videojuegos, pasando por experimentos raros y reflexiones profundas.

    Nadie ha especificado de qué trata Ociotakus, simplemente es un sitio donde un grupo de OCIOSOS libera su ocio, y pues, yo lo hago de esa manera. Si no quieres leer, no lo hagas, lo digo de pana. :P

  • OOhh!!! Que buena la Historia hehehe !!! Saludos (ocio) Osio
Kyplex Cloud Security Seal - Click for Verification