Pages Navigation Menu

Blog colectivo con escritores sumamente ociosos, tratando temas diversos como Anime, Videojuegos y cualquier cosa que se les ocurra...

El Castillo Errante de Howl – Capitulo 1

El castillo errante de Howl
El castillo errante de Howl

Hola mis estimados ociosos..!, como estoy consciente de que he tenido a este blog y a todos ustedes bastante abandonados, he decidido redimirme trayéndoles a todos un pequeño regalo, he visto que muchos de ustedes han buscado el libro de Howl’s Moving Castle como desesperados y como es un libro que yo disftuté muchísimo y no me parece justo que no exista ninguna traducción al español de tan maravillosa obra literaria, decidí tomar cartas en el asunto y hacer una traducción yo misma. La traducción esta hecha lo mas exacta posible, pero siempre hay que hacer algunos cambios en la redacción, pero les puedo asegurar que hago mi mejor esfuerzo por mantener la historia intacta.

Ahora, sin mas preámbulos aquí les dejo el primer capitulo de esta maravillosa obra (subiré un capitulo por post), espero que lo disfruten!.

EL CASTILLO ERRANTE DE HOWL
DIANE WYNNE JONES.-

CAPITULO 1: En el cual Sophie habla a los sombreros.-

En la tierra de Ingary, donde cosas como botas de siete leguas y capas de invisibilidad realmente existen, es una verdadera desgracia ser el mayor de tres hijos. Todo el mundo sabe que eres el que fallará primero y peor aun si los tres intentan buscar su fortuna.

Sophie Hatter era la mayor de tres hermanas. No era la hija de un pobre carpintero, lo cual podría haberle dado alguna oportunidad de éxito. Sus padres eran dueños de una tienda de sombreros para damas en el prospero pueblo de Market Chipping. Es cierto que su madre murió cuando Sophie tenía dos años de edad y su hermana Lettie solo un año y su padre se casó con su joven asistente, una joven rubia muy bonita llamada Fanny. Al poco tiempo Fanny dio a luz a la tercera hermana, Martha. Esto debía haber convertido a Sophie y Lettie en hermanas feas, pero de hecho las tres niñas crecieron para ser muy hermosas, sin embargo todos decían que Lettie era la más hermosa. Fanny trataba a las tres niñas con la misma amabilidad y nunca favoreció a Martha en lo más mínimo.

El señor Hatter estaba orgulloso de sus tres hijas y las envió a todas a la mejor escuela de la ciudad. Sophie era la más estudiosa, leía mucho y pronto se dio cuenta de la poca oportunidad que tenia de poseer un futuro interesante. Era una decepción para ella, pero aun así estaba contenta velando por sus hermanas y animando a Martha de ir en busca de su fortuna cuando llegara el momento.

Como Fanny estaba siempre ocupada en la tienda, Sophie era la que cuidaba a las dos más pequeñas. Había cierta cantidad de gritos y tirones de cabellos entre estas dos, Lettie no estaba en lo absoluto resignada a ser la que después de Sophie estaba destinada a tener menos éxito.

“No es justo” gritaba Lettie. “¿Por qué debería tener Martha lo mejor solo porque nació siendo la mas joven?, ¡yo me casare con un príncipe ya verán!”, a lo cual Martha siempre respondía que ella terminaría siendo desagradablemente rica sin tener que casarse con nadie. Sophie entonces debía separarlas y remendar sus ropas, era muy buena con la aguja. A medida que el tiempo pasaba, también hizo vestidos para sus hermanas. Había un vestido rosa oscuro que hizo para Lettie, el día del trabajador anterior al verdadero comienzo de esta historia, el cual Fanny decía que parecía haber salido de la tienda mas costosa de Kingsbury.

Para ese entonces todo el mundo comenzó a hablar de la bruja de Waste de nuevo. Se decía que la bruja había amenazado la vida de la hija del rey y que el rey había mandado a su mago personal el mago Suliman a ir a Waste y lidiar con la bruja. Al parecer el mago Suliman no solo había fallado en lidiar con la bruja, también lo había matado.

Cuando unos meses después de eso, un alto y negro castillo apareció en las montañas arriba de Market Chipping, soplando nubes de humo negro de sus cuatro altas, delgadas torrecillas, todo el mundo estaba seguro que la bruja se había mudado de Waste de nuevo y estaba a punto de aterrorizar al país de la misma forma que lo había hecho cincuenta años antes. La gente se asusto mucho, nadie salía solo, especialmente en las noches. Lo que lo hacia aun mas terrorífico era que el castillo no se quedaba en el mismo sitio. Algunas veces era una mancha negra en los paramos del noreste, a veces sobre las rocas al este, y algunas veces bajaba directo a pararse justo detrás de la ultima granja al norte. Se podía ver como se movía algunas veces, con humo saliendo de sus torrecillas en una ráfaga de suciedad gris. Por un tiempo todo el mundo estaba seguro de que el castillo bajaría hasta el valle dentro de poco y el alcalde hablo de pedir ayuda al Rey.

El castillo sin embargo, se quedo errando por las colinas, y se supo que no pertenecía a la bruja sino al mago Howl, este era bastante malo, aunque no parecía querer dejar las colinas, era conocido por divertirse coleccionando jovencitas y robándoles el alma. Algunas personas decían que se comía sus corazones. Era un mago de sangre fría sin corazón, y ninguna joven estaba segura si la sorprendía por su cuenta. Sophie, Lettie y Martha junto a todas las jovencitas en Market Chipping fueron advertidas de nunca salir solas, lo cual era bastante molesto para ellas, se preguntaban que uso le daba el Mago Howl a todas las almas que coleccionaba.

Sin embargo pronto tuvieron otras cosas de que preocuparse, el Señor Hatter murió repentinamente justo cuando Sophie terminaba la escuela para siempre, aparentemente el Señor Hatter estaba demasiado orgulloso de sus hijas, el costo de la escuela había dejado a la tienda con deudas bastante grandes. Cuando hubo terminado el funeral, Fanny se sentó en el salón de la casa de al lado de la tienda y les explicó la situación.

“Me temo que todas tendrán que dejar la escuela”, les dijo. “He estado sacando cuentas, y la única forma de poder mantener el negocio funcionando y cuidar de las tres es verlas acomodadas en un aprendizaje provechoso. No es practico tenerlas a todas en la tienda, no puedo pagarlo, así que esto es lo que he decidido, Lettie primero…”

Lettie miró hacia arriba, radiante de salud y belleza que ni siquiera la pena y las ropas negras podían ocultar. “Yo quiero aprender”, dijo.

“Y eso harás querida”, dijo Fanny. “He hecho arreglos para que seas aprendiz en Cesari’s, la pastelería en Market Square. Tienen buena fama de tratar a sus aprendices como reyes y reinas y serás muy feliz ahí y a la vez aprenderás un oficio útil, La señora Cesari es una buena cliente y amiga y ha accedido a aceptarte como un favor hacia mi.”

Lettie rió en una forma que mostraba que no estaba totalmente complacida. “Muchas gracias,” dijo. “¿No es una suerte que me guste cocinar?”.

Fanny pareció aliviada, Lettie podía llegar a ser muy temperamental a veces. “ahora, Martha” dijo. “Yo se que eres aun muy joven para ir a trabajar, así que he pensando en algo que lleva un largo aprendizaje y te será útil para lo que decidas hacer después de eso, ¿Conoces a mi vieja amiga Annabel Fairfax?”

Martha que era delgada y hermosa, fijó sus grandes ojos grises en Fanny, casi tan temperamental como Lettie, “¿Te refieres a la que habla demasiado?”, preguntó. “¿No es una bruja?”

“Si, con una hermosa casa y clientes por todo Folding Valley”, dijo Fanny entusiasmada. “Es una buena persona Martha, te enseñará todo lo que sabe y te presentará a personas influyentes que conoce en Kingsbury. Tu vida estará resuelta cuando termine de enseñarte.”

“Es una mujer agradable”, Martha asintió. “Esta bien”.

Sophie sintió que Fanny había resuelto todo de la forma que debía ser, Lettie, siendo la segunda hija, no estaba destinada a ser mucho, así que Fanny la había enviado donde podría conocer a un apuesto aprendiz y vivir feliz. Martha, que estaba destinada a conseguir fortuna. Tendría brujería y amigos que la ayudaran. Acerca de ella misma, Sophie no tenia duda de lo que estaba por venir, no la sorprendió cuando Fanny dijo: ” Sophie querida, parece justo y correcto que , siendo la mayor heredes la tienda de sombreros una vez que me retire, así que he decidido tomarte como mi aprendiz para que tengas la oportunidad de aprender el oficio, ¿Qué te parece?”.

Sophie apenas podía decir que simplemente se sentía resignada al negocio de los sombreros, así que le agradeció efusivamente a Fanny.

“Entonces todo está arreglado”, dijo Fanny.

Al día siguiente, Sophie ayudó a Martha a empacar su ropa en una caja, y a la mañana siguiente todos la vieron marcharse, se veía pequeña, derecha y nerviosa, por el camino a Upper Folding, donde vivía la Señora Fairfax, sobre las colinas, pasando el castillo errante del Mago Howl. Martha estaba inexplicablemente asustada.

“Estará bien”, dijo Lettie. Lettie se negó a que le brindaran cualquier ayuda con su equipaje, cuando el carruaje de Martha se perdió de vista, Lettie metió todas sus cosas en una funda de almohada y le pagó seis peniques al empleado de los vecinos para que la llevara en su carretilla hasta Cesari’s en Market Square. Lettie marchó detrás de la carretilla luciendo mucho mas contenta de lo que Sophie esperaba, tenia la apariencia de estar sacudiendo el polvo de la tienda de sombreros de sus pies.-

El empleado trajo una nota de Lettie diciendo que había puesto sus cosas en el dormitorio de las chicas y que Cesari’s parecía muy divertido. Una semana después el mensajero trajo una carta de Martha diciendo que había llegado a salvo y que la señora Fairfax “era un amor y usaba miel para todo, tiene abejas”. Esto fue lo único que Sophie escuchó de sus hermanas por un tiempo, ya que comenzó su propio aprendizaje el mismo día que Martha y Lettie partieron.

Sophie por supuesto conocía el oficio de los sombreros bastante bien ya que desde muy pequeña había corrido dentro y fuera del gran taller que estaba a lo largo del patio, donde los sombreros eran humedecidos y moldeados en bloques y flores y frutas y otros adornos eran hechos con cera y seda. Ella conocía a las personas que trabajaban ahí, la mayoría de ellos habían estado allí desde que su padre era un niño, conocía a Veis, la única asistente de tienda que quedaba, conocía a los clientes que compraban los sombreros y al hombre que manejaba el carro que traía simples sombreros de paja para ser moldeados en los bloques, conocía también a los otros proveedores y como hacer fieltro para los sombreros de invierno. No había mucho que Fanny pudiera enseñarle, excepto quizás la mejor forma de hacer que un cliente compre un sombrero.

“Tu guíalos hacia el sombrero correcto querida”, decía Fanny, “Muéstrales los que no les queden muy bien primero, para que sepan la diferencia apenas se prueben el correcto”.

De hecho Sophie no vendía muchos sombreros, después de un día o dos observando en el taller y otro día yendo donde los proveedores y mercaderes de seda con Fanny, Fanny la envió a decorar sombreros. Sophie se sentaba en una pequeña alcoba detrás de la tienda, cosiendo rosas en gorros y velos a otros, decorándolos todos con seda y acomodando frutas de cera y lazos con estilo fuera de ellos, era buena en esto, le gustaba hacerlo, pero se sentía aislada y un poco aburrida. La gente que trabajaba en el taller era muy mayor para ser divertida y además la trataban como alguien diferente que iba a heredar la tienda algún día, incluso Bessie la trataba de esta forma. De todas formas lo único de lo que Bessie hablaba era del granjero con el que se iba a casar la semana después del día del trabajo. Sophie envidiaba a Fanny que podía salir a negociar con el mercader de seda cuando quería.

Lo más interesante era la charla de los clientes, nadie podía comprar un sombrero sin chismosear, Sophie se sentaba en su alcoba a coser mientras escuchaba que el alcalde jamás comía vegetales verdes, y que el castillo del mago Howl se había movido alrededor de las montañas de nuevo, en serio ese hombre, susurro, susurro, susurro… Las voces siempre bajaban cuando hablaban del mago Howl, pero Sophie logro escuchar que había atrapado a una chica bajo del valle el mes pasado. “¿Barba Azul!” dijeron los murmullos, luego las voces volvieron para decir que era una desgracia la forma en que Jane Farrier se había hecho el cabello, esa era una que no atraería ni siquiera al mago Howl, mucho menos a un hombre respetable. Luego habría un fugaz murmullo lleno de miedo acerca de la bruja de Waste. Sophie comenzó a pensar que el mago Howl y la bruja de Waste deberían juntarse.

“Parecen estar hechos uno para el otro, alguien debería arreglar un encuentro”, le dijo al sombrero que estaba decorando en el momento.

Para el final del mes, los chismes en la tienda eran sorpresivamente todos acerca de Lettie. Cessari’s al parecer estaba repleto de caballeros desde la mañana hasta la noche, cada uno comprando grandes cantidades de pastel y pidiendo ser servidos por Lettie. Había tenido ya diez propuestas de matrimonio, pasando por el hijo del alcalde hasta el empleado que limpia el piso, ella las había rechazado todas diciendo que era muy joven para decidirse aun.

“Yo llamo a eso ser sensible”, decía Sophie a un gorro al que le hacía pliegues de seda.

Fanny estaba muy complacida con estas noticias. “¿Yo sabía que estaría bien!”, dijo feliz. Pasó por la mente de Sophie de que Fanny estaba contenta de que Lettie no estuviera ya cerca.

“Lettie es mala para los clientes”, le dijo a un gorro, haciéndole pliegues de seda color champiñón, “Ella incluso te haría lucir glamoroso a ti, cosa vieja y desaliñada, otras mujeres ven a Lettie y pierden la esperanza”

Sophie hablaba cada vez mas con los sombreros a medida que las semanas pasaban, no había nadie mas con quien hablar, Fanny estaba fuera negociando o tratando de conseguir clientes casi todo el día y Bessie estaba muy ocupada atendiendo la tienda y diciéndole a todo el mundo acerca de sus planes de boda. Sophie adoptó el hábito de poner los sombreros en sus soportes al terminarlos, donde se quedaban luciendo casi como una cabeza sin cuerpo y se detenía a decirle al sombrero como el cuerpo debajo de el debía ser, adulaba a los sombreros un poco, porque debes adular a los clientes.

“Tienes un encanto misterioso”, le dijo a un sombrero que tenia un velo con brillantes escondidos, a uno amplio color crema con rosas bajo el borde le dijo, “tendrás que casarte con alguien de dinero” y a uno de paja color verde oruga con una pluma verde curvada le dijo ” Eres joven como una hoja primaveral”. Le dijo a los gorros rosas que tenían un encanto e inteligencia hueca, a los sombreros decorados con terciopelo que eran astutos. Le dijo al gorro de pliegues color champiñón “Tienes un corazón de oro y alguien en una posición de poder lo verá y se enamorará de ti”, esto lo dijo porque se sentía mal por ese gorro, parecía tan simple.

Jane Farrier entró a la tienda al día siguiente y lo compró, su cabello lucía un poco extraño pensó Sophie espiando desde su alcoba, como si Jane lo hubiera herido alrededor de un atizador, parecía una lastima que hubiera escogido ese gorro, pero todo el mundo parecía estar comprando sombreros y gorros por esa época, tal vez eran las tácticas de venta de Fanny o era la primavera acercándose, pero el negocio de los sombreros estaba mejorando. Fanny comenzó a decir un poco culpable, “Creo que no debí apresurarme tanto en mandar a Martha y a Lettie lejos, a este paso hubiéramos podido arreglárnosla”.

Había tantos clientes cuando Abril avanzó hacia el día del trabajador que Sophie tuvo que ponerse un recatado vestido gris y ayudar en la tienda también. Era tanta la demanda que debía decorar sombreros entre clientes y todas las noches los llevaba a la casa de al lado donde trabajaba hasta tarde con el fin de tener sombreros que vender al día siguiente. Los sombreros verde oruga como el que la esposa del Alcalde había usado eran muy solicitados, así como los gorros rosa. La semana antes del día del trabajo, alguien vino a la tienda y preguntó por uno con pliegues color champiñón como el que Jane Farrier usaba al huir con el conde de Catterack.

Esa noche mientras cosía, Sophie se admitió a si misma que su vida era bastante aburrida, en vez de hablar con los sombreros, se probó cada uno de ellos a medida que los terminaba y se miraba en el espejo, esto era un grave error, el formal vestido gris no le lucía bien, mucho menos con los ojos enrojecidos por tanto coser, ya que su cabello era de un color rojo pajizo, tampoco le lucían ni el sombrero verde oruga ni el gorro rosado, el color champiñón con pliegues simplemente la hacían lucir lúgubre, “¡como una vieja sirvienta!” dijo Sophie. No es que soñara en huir con condes como Jane Farrier o si quiera imaginara a la mitad del pueblo pidiéndole matrimonio como a Lettie, pero quería hacer algo, no estaba segura de que, algo que tuviera un poco mas de interés que pasar el día decorando sombreros, se propuso encontrar tiempo al día siguiente para ir a visitar a Lettie.

Pero no fue, no pudo encontrar el tiempo, o la energía, o parecía una distancia muy larga hasta Marker Square, o recordaba que sola corría el riesgo de caer en manos del mago Howl.. Como fuera todos los días parecía cada vez mas difícil ir a ver a su hermana, era muy extraño, Sophie siempre se había considerado igual de decidida que Lettie, ahora descubría que había cosas que solo podía hacer cuando no quedaran mas excusas. “Esto es absurdo”, pensó Sophie, “Market Square está solo a dos calles de distancia, si corro…”, así que se juró a si misma que iría hasta Cesari´s cuando la tienda de sombreros cerrara el día del trabajador.

Mientras tanto un nuevo rumor llegó a la tienda, el Rey había discutido con su propio hermano, el príncipe Justin, se decía que el príncipe se había retirado al exilio, nadie sabia bien la razón de la disputa, pero el príncipe había venido a Market Chipping disfrazado un par de meses atrás y nadie se había dado cuenta. El conde de Cantterack, había sido enviado por el rey para buscar al príncipe, pero en vez, se había encontrado con Jane Farrier. Sophie escuchaba sintiéndose un poco triste, cosas interesantes parecían ocurrir pero siempre a alguien mas, de todas formas seria agradable ver a Lettie.

El día del trabajo llegó, la calle estaba repleta de adornos de principio a fin, Fanny salió temprano pero Sophie tenía aún un par de sombreros que terminar, cantaba mientras trabajaba, después de todo Lettie estaba trabajando también, Cesari’s no cerraba hasta media noche en las fiestas. “Me compraré uno de sus pasteles de crema”, decidió Sophie. “No he comido uno en años”. A través de su ventana miraba a la gente vestida con todo tipo de colores brillantes, personas vendiendo recuerdos, personas caminando en zancos y se sintió bastante emocionada.

Para cuando se puso su chal gris sobre su vestido gris y salio a la calle, Sophie no se sintió emocionada, mas bien sobrecogida, había muchas personas caminando rápido, riendo y gritando, demasiada alegría y alboroto. Sophie sintió como si los últimos meses de estar sentada cosiendo la hubiesen convertido en una mujer anciana o una semi-invalida, sostuvo su chal alrededor de su cuello y avanzó pegada a las casas tratando de evitar se pisoteada por las personas, o ser golpeada por los hombros de las personas vestidas con largas mangas de seda, cuando de pronto se escuchó una oleada de explosiones por encima de ella, Sophie pensó que se desmayaría. Al mirar hacia arriba pudo ver el castillo del mago Howl justo en las colinas sobre el pueblo, tan cerca que parecía estar sobre las chimeneas, llamas azules salían de las torrecillas del castillo lanzando bolas de fuego azules que explotaban en el cielo de forma aterradora. El Mago Howl parecía estar ofendido por el día del trabajo o simplemente trataba de unirse a los festejos a su propia manera, fuera lo que fuera Sophie estaba demasiado asustada para importarle, hubiera corrido de vuelta a casa sino hubiera sido que estaba ya a la mitad del camino hacia a Cesari’s, así que corrió.

“¿Qué me hizo pensar que quería una vida interesante?”, se preguntó mientras corría, “Estaría demasiado asustada, eso viene de ser la mayor de tres hermanas”

Cuando por fin logró llegar a Market Square, estaba mucho peor si es posible, casi todas las posadas estaban allí, multitud de jóvenes luciendo sus amplias capas y largas mangas, sus relucientes botas con hebilla que no hubieran soñado en usar un día laboral, gritando y acosando chicas. Las chicas, paseaban en pares, esperando ser acosadas, era perfectamente normal en el día del trabajador, pero Sophie estaba asustada de eso también, así que cuando un apuesto joven en un impactante traje azul y plata la vio y decidió acosarla también, Sophie se encogió contra una puerta tratando de esconderse.

El joven la miró con sorpresa “Está bien pequeña ratoncita gris”, le dijo riéndose casi con lastima, “solo quiero invitarte una bebida, no actúes tan aterrada”.

La mirada de lastima hizo sentir a Sophie bastante avergonzada, era un joven tan apuesto con un rostro delgado y sofisticado, la verdad un poco mayor ya entrado en sus veintes y un elaborado cabello rubio. Sus mangas eran las más largas de todos en la plaza, con detalles en plata. “Oh no disculpe, señor si me permite”, dijo Sophie tartamudeando, “Vo… Voy en camino a ver a mi hermana”.

“Entonces ve”, rió el joven, “¿Quién soy yo para impedirle a una linda dama ver a su hermana?, ¿Te gustaría que te acompañe, ya que te ves tan asustada?”.

Lo dijo amablemente, lo cual hizo sentir a Sophie aún mas avergonzada. “¡No gracias Señor!”, dijo en un grito sofocado y huyó detrás de el, olió su perfume, el olor de jacinto la siguió mientras corría, “¡Que persona mas cordial!”, pensó Sophie mientras pasaba entre las pequeñas mesas afuera de Cesari’s.

Cesari’s estaba repleto y tan ruidoso como la plaza, Sophie localizó a Lettie entre la línea de asistentes en la barra por el grupo de hijos de granjeros apoyándose en esta para gritarle cosas, Lettie mas hermosa que nunca y quizás un poco mas delgada iba poniendo pasteles en bolsas tan rápido como podía, dándole a cada bolsa un pequeño doblez y mirando sobre su hombro con una sonrisa y una respuesta a cada bolsa que torcía. Había una gran cantidad de risas, Sophie tuvo que encontrar la vía hasta la barra.

Lettie la vio, pareció sorprendida por un momento, luego sus ojos y su sonrisa de ampliaron y grito, “¡Sophie!”.

“¿Puedo hablar contigo?”, gritó Sophie, “¿en algún otro lado?”, gritó un poco desesperada a la vez que un grande y bien vestido codo la empujaba lejos de la barra.

“¡Dame un momento!”, respondía Lettie, se volteó hacia la chica de al lado susurrando, la chica asintió y sonriendo ocupó el lugar de Lettie.

“Tendrán que conformarse conmigo”, le dijo a la multitud, “¿Quién sigue?”.

“¡Pero yo quiero hablar contigo Lettie!”, gritó uno de los hijos de granjero.

“Habla con Carrie” le dijo Lettie, “Yo quiero hablar con mi hermana”, a nadie parecía importarle, empujaron a Sophie a lo largo de la barra donde Lettie la sostuvo abierta y le dejó pasar, le pidieron que no retuviera a Lettie todo el día. Lettie la tomó por la muñeca y la arrastro hacia la parte de atrás de la tienda a un cuarto rodeado de caja de madera, sobre caja de madera, cada una llena de pasteles, Lettie atrajo dos banquitos. “siéntate”, le dijo, miro distraída en la caja mas cercana y le pasó a Sophie un pastel de crema, “Puede que necesites esto”, le dijo.

Sophie se sentó en el banquito, respirando el rico olor del pastel y sintiéndose a punto de llorar, “Oh Lettie”, le dijo, “¡Estoy tan contenta de verte!”

“Si, y yo me alegro que tu estés sentada”, dijo Lettie, “Veras, No soy Lettie, soy Martha”.

468 ad
  • Kakashi
    A ver, el libor si esta muy interesante, me gusto mucho leerlo. no se si decir que muy buena idea, pero en verda a mi me gusto. :D .
    Yo llevaba rato buscando informacion de esto, pues no hace mucho vi la adaptacion al anime, y la mayoria de eventos estaban alla, en el anime, que no es que tuviera una accion tan grande, pero gusto verla. :lol_ee: .
    A ver y subes el otro rapido Isiux.
  • chubaka
    isiux nos has comprado a todos con este regalo eres lo mas cool despues de lo cool

    lo guardare en mis e-books espero que en el segundo capitulo no batalles mucho para que lo subas rapido

    gracias te la mmste

  • Gracias IsiuX por la traduccion, yo tambien vi la adaptacion al anime y me encanto asi que de seguro el libro esta mejor y ese calsifer se ve mas impresionante que el del anime.
  • ANTONIO
    Vaya q has hecho un gran trabajo con esta traduccion q nos has regalado, espero pronto poder leer lo siguiente q escribas. Yo tambien he visto la adaptacion del libro y al parecer sera muy interesante leer esta historia. Realmente espero q sigas escribiendo mas cosas como esta!!!!!!!!!!
  • ¿No podrías subirlo en PDF; pero en inglés?
    Sería maravilloso que pudieras. En caso contrario si necesitas ayuda con la traducción, pues si quieres puedo echarte la mano.

    Saludos,

  • Pingback: El Castillo Errante de Howl - Capitulo 2 » Ociotakus - Energía ociosa en movimiento()

  • Gracias a todos por sus comentarios, la verdad que me alientan a seguir con la traduccion, ya esta listo el segundo cap asi que esperenlo proximamente..

    Mekishino: Gracias por ofrecer tu ayuda, no dudes que si veo que es mucho para mi y les voy a dejar mal pido ayuda jajaja, pero por ahora voy bien, ya esta listo el segundo y mitad del tercero, asi que espero seguir con el buen paso, claro que pasaran unos cuantos meses antes de acabarlo, pero asi lo disfrutan mas :P

  • Alma
    Gracias, Gracias, Gracias!!!!
    eres lo maximo, en serio! si por algo ando de ociosa es precisamente por este libro. No pienso perderme ningun capitulo!!! ¿ya te di las gracias? Gracias!!!
  • Pingback: meneame.net()

  • Pingback: El Castillo Errante de Howl - Capitulo 3 » Ociotakus - Energía ociosa en movimiento()

  • Pingback: El Castillo Errante de Howl - Capitulo 4 » Ociotakus - Energía ociosa en movimiento()

  • ooo ta wenowenoweno grax

    yo vi la pelicula y no me gusto pero ahora ei esto y ta bkn la raja

    grax te pasaste. :gulp_ee:

  • Pingback: El Castillo Errante de Howl - Capitulo 5 » Ociotakus - Energía ociosa en movimiento()

  • Tania
    estuvo genial este capitulo! sigue!! sigue!! (ban)
  • olivia
    gracias por la traduccion es dificil encontrar los libros de este genero en español. sigue traduciendola porfavor
  • (OO) (ban) (yes) (dth) ;;) :D :; *) (lmao) :P :-5 (blush)
  • Rei Kurosawa
    Me encanta esta excelente la adaptación del libro al anime es uno de mis favoritos de Hayao Miyazaki me encanta,es algo romantico y lindo.

    ;;) ;;) (cow) (nek) :)

  • Zelda_yazmin_rm
    namas viene la puta historia 
    y la pelicula pendejos
    ustedes si berdad gracias pendejos este wey los hace idiotas pinches animales 
Kyplex Cloud Security Seal - Click for Verification