Pages Navigation Menu

Blog colectivo con escritores sumamente ociosos, tratando temas diversos como Anime, Videojuegos y cualquier cosa que se les ocurra...

El Castillo Errante de Howl – Capitulo 3

CEH-cap3
CEH-cap3

Después de tener problemas con mi computadora y que me borrara todo el capitulo y tener que traducirlo de nuevo, aquí esta.. El capitulo 3!!!, en verdad me siento bien de haberlo podido postear en domingo como era mi meta ;). Para los que apenas se estan uniendo a la lectura aquí les dejo links a los capitulos anteriores.. DISFRUTENLO..!!


Capitulo1

Capitulo2

CAPITULO 3: En el cual Sophie entra a un castillo y un contrato.

Ahí estaba, una gran puerta negra en la negra pared frente a Sophie, se dirigió a ella cojeando bruscamente. El castillo era aún mas feo viéndolo de cerca, era mucho más alto que ancho y no tenía una forma regular. Hasta donde Sophie podía ver en la creciente oscuridad, estaba construido con enormes bloques negros como de carbón, y como carbón todos los bloques eran de diferentes tamaños y formas. Un aire frío se desprendía de los bloques, pero esto no asustó a Sophie en lo mas mínimo, solo pensaba en sillas y chimeneas, así que estiró su mano con impaciencia hacía la puerta.

Su mano no pudo acercarse, una especie de pared invisible detenía su mano a un pie de distancia, Sophie la picaba con un dedo irritadamente. Cuando esto no hizo ninguna diferencia, la picó con su bastón, la pared parecía cubrir todo el largo de la puerta hasta donde llegaba su bastón y hasta abajo llegando al piso, sobresaliendo del marco de la puerta.

“¡Ábrete!”, le dijo Sophie con su voz ronca, lo cual no causó ninguna diferencia.

“Muy bien” dijo Sophie, “encontraré la puerta trasera”, se dirigió cojeando hacia la esquina izquierda del castillo, la cual estaba mas cerca y colina abajo, pero no pudo dar la vuelta en la esquina. La pared invisible la detuvo de nuevo tan pronto como alcanzó la negra pared de la esquina. Sophie soltó una palabra que había aprendido de Martha que ni mujeres mayores ni jovencitas deberían decir y se fue cojeando colina arriba hacía la esquina derecha del castillo. No había ninguna barrera de ese lado, cruzó la esquina y se fue ansiosamente hacia la segunda gran puerta negra en el medio de ese lado del castillo.

También ahí había una barrera.

Sophie la miró con el ceño fruncido, “¡Yo llamo a eso ser poco amigable!”, le dijo.

Humo negro salía de las almenas, Sophie tosió, ahora si estaba molesta, era vieja, frágil, tenía frío y estaba adolorida, la noche estaba avanzando y el castillo solo se quedaba ahí echándole humo en la cara. “¡Hablaré con Howl acerca de esto!”, dijo y se dirigió hacia la otra esquina. No había barrera allí tampoco, obviamente debías darle la vuelta al castillo en el sentido contrario de las agujas del reloj, pero allí, a un lado de la siguiente pared había una tercera puerta, era mucho mas pequeña y fea.

“¡Por fin!, la puerta trasera”, dijo Sophie.

El castillo comenzó a moverse de nuevo cuando Sophie se acercó a la puerta trasera, el piso se estremeció, la pared crujió y tembló y la puerta comenzó a alejarse lateralmente de ella.

“¡Oh no, no lo harás!”, gritó Sophie, corrió detrás de la puerta y la golpeó violentamente con su bastón, “¡ábrete!”. Le gritó.

La puerta se abrió hacia adentro, aún alejándose, Sophie cojeando furiosamente logró poner un pie arriba en el marco de la puerta, luego saltó y trepó y saltó de nuevo mientras los grandes bloques negros alrededor de la puerta se sacudían y crujían al tiempo que el castillo tomaba velocidad en las disparejas colinas, Sophie ya no se preguntaba porque el castillo tenía la apariencia de estar torcido, lo realmente sorprendente era que no se desarmara allí mismo.

“Que manera tan estúpida de tratar a un edificio”, dijo respirando agitadamente mientras se lanzaba dentro del castillo. Tuvo que soltar su bastón y sostenerse de la puerta abierta para que no la lanzaran de nuevo hacia fuera.

Cuando comenzó a recuperar el aliento se dio cuenta que había una persona delante de ella sosteniendo la puerta también. Era un muchacho más alto que Sophie, pero esta se pudo dar cuenta que era solo un niño, solo un poco mayor que Martha y aparentemente trataba de cerrarle la puerta y sacarla lejos del caliente, poco alumbrado cuarto detrás de el hacia la fría noche de nuevo.

“¡No cometas la imprudencia de cerrarme esa puerta niño!”, le dijo.

“No iba a hacerlo pero sigues manteniendo la puerta abierta” protestó el joven, “¿Qué quiere?”.

Sophie miró alrededor por detrás del joven, había un numero de cosas probablemente para hacer brujerías colgando de las vigas , cuerdas de cebollas, montones de hierbas y manojos de extrañas raices, también había cosas que sí eran definitivamente para hacer magia, libros de cuero, botellas torcidas y un viejo esqueleto sonriente de color café. Del otro lado del chico había una chimenea con un pequeño fuego, era un fuego mucho mas pequeño de lo que el humo de afuera sugería, pero obviamente este era solo un pequeño cuarto trasero, pero mucho mas importante para Sophie el fuego había alcanzado ese estado rojizo con pequeñas flamas azules bailando sobre la madera, y ahí a un lado de la chimenea en la parte mas caliente había una silla baja con un cojín.

Sophie empujó al chico a un lado y fue hasta la silla, “¡Ah! Mi fortuna”, dijo sentándose cómodamente en ella, era una bendición. El fuego calentaba y calmaba sus dolores y la silla le brindaba apoyo a su espalda y sabía que si alguien quisiera sacarla ahora iban a tener que usar magia extrema y violenta para lograrlo.

El chico cerró la puerta, luego recogió el bastón de Sophie y lo recostó educadamente en la silla. Sophie se dio cuenta que ahora no se sentía que el castillo se estuviera moviendo en absoluto a través de las colinas, no se oía ni siquiera el estruendo ni se sentía el mas mínimo temblor, ¡Que extraño! “Dile al mago Howl” le dijo al chico, “que este castillo se va a deshacer en partes si sigue andando por mucho tiempo”.

“El castillo esta hechizado para mantenerse unido”, dijo el chico, “Pero me temo que Howl no esta en este momento”.

Estas eran buenas noticias para Sophie, “¿Cuándo regresará?”, preguntó un poco nerviosa.

“Probablemente hasta mañana” dijo el chico, “¿Qué quiere?, quizás yo pueda ayudarla en su lugar, soy su aprendiz, Michael”.

Estas eran mejores noticias para ella, “Me temo que solo el mago Howl es capaz de ayudarme”, dijo Sophie rápida y firmemente, probablemente era verdad. “Lo esperaré si no te importa”. Era obvio que a Michael si le importaba, la miró un poco desesperado, para dejar claro que no iba a permitir que la echara un simple aprendiz, Sophie cerró sus ojos y fingió quedarse dormida. “Dile que me llamo Sophie”, murmuró, “Vieja Sophie”, añadió para estar segura.

“Eso probablemente significaría esperar toda la noche”, dijo Sophie, y como esto era exactamente lo que Sophie quería, fingió no haberlo oído, de hecho cayó en un sueño leve, toda esa caminata la había dejado muy cansada. Después de un rato Michael se dio por vencido y regreso a su mesa de trabajo.

Tendría una noche entera de refugio y descanso, aunque lo haya logrado con falsas intenciones, pesaba Sophie adormilada, ya que Howl era un hombre malvado probablemente se merecía que se le impusieran. Pero Sophie pretendía estar bien lejos de allí para cuando Howl regresara y pusiera objeciones.

Miró adormilada al aprendiz, la sorprendía un poco ver que era un chico tan agradable y simpático, después de todo se había metido en el castillo de una manera bastante ruda y maleducada y el no se había quejado en absoluto, tal vez Howl lo mantenía en obligada actitud de servicio, pero no lucía servil en absoluto, era un muchacho alto, de piel morena con un rostro agradable y vestía de la forma mas respetable, de hecho si Sophie no lo hubiera visto en ese momento vaciando un liquido verde de una botella torcida en un jarra con polvo negro lo habría confundido por el hijo de un prospero granjero. ¡Que extraño!

Bueno, después de todo, las cosas resultaban extrañas siempre que había un mago involucrado, pensó Sophie, la cocina y sala de trabajo eran muy acogedoras y pacíficas, Sophie se quedó dormida y comenzó a roncar ruidosamente. No se despertó cuando hubo un destello y una explosión en la mesa de trabajo, seguidos de una maldición de Michael, no se despertó cuando Michael chupando sus dedos quemados puso el hechizo a un lado por el resto de la noche y sacó pan y queso de la despensa, ni se dio cuenta cuando Michael tiró su bastón cuando se inclinó hacía ella para poner un tronco en la chimenea, tampoco lo hizo cuando Michael mirándola le dijo a la chimenea, “Tiene todos sus dientes, no es la bruja de Waste o si?”.

“No la habría dejado entrar si lo fuera”, respondió la chimenea.

Michael se encogió de hombros y recogió el bastón de Sophie educadamente, luego puso un tronco en la chimenea y se fue a dormir a algún sitio arriba.

A mitad de la noche, Sophie se despertó con los ronquidos de alguien, saltó bastante irritada para descubrir que era ella la que roncaba. Le parecía que solo había dormido unos segundos pero Michael parecía haber desaparecido en esos pocos segundos, llevándose la luz con el, sin duda un aprendiz de Mago aprendía a hacer esas cosas en su primera semana de entrenamiento. El fuego de la chimenea estaba bastante bajo dando molestos pitidos y explosiones, una brisa fría le soplo a Sophie por el cuello, recordó que estaba en el castillo de un mago y de la misma forma con desagradable precisión que había un esqueleto humano en una mesa de trabajo en algún lado detrás de ella.

Se estremeció y volteó alrededor, pero solo había oscuridad detrás de ella. “Vamos a subir un poco la luz” dijo, su voz no hizo mas ruido que el crujido del fuego, lo cual la sorprendió, esperaba que su voz resonara en las paredes del castillo. Se estiró nacía una cesta de troncos que había a su lado y puso uno en la chimenea, el cual soltó un montón de chispas verdes y azules, tiró otro tronco en el fuego no sin antes echar un vistazo hacia atrás, donde se podía ver el destello verde y azul del fuego en la superficie lisa y del esqueleto, el cuarto era bastante pequeño. No había nadie mas que Sophie y el esqueleto en el.

“El tiene ambos pies en la tumba y yo solo tengo uno”, se consoló a si misma, se volvió hacia el fuego el cual seguía ardiendo en colores verdes y azules, “Ese tronco debe tener sal”, murmuró Sophie, se sentó más cómodamente apoyando sus pies sobre el borde y su cabeza en una esquina de la silla desde donde podía ver las llamas coloridas y comenzó a pensar adormiladamente lo que debía hacer por la mañana, pero se distrajo imaginando una cara en las llamas, “Sería una delgada cara azul”, murmuró, “muy larga y delgada con una delgada nariz azul. Pero esas llamas torcidas arriba son definitivamente tu cabello. Supongamos que no me voy hasta que vuelva Howl, los magos pueden quitar hechizos me imagino… Y esas llamas violeta cerca de la base son la boca, tienes dientes salvajes amigo, tienes dos llamas verdes como cejas…”. Curiosamente, las únicas llamas color naranja en el fuego estaban bajo las llamas que parecían cejas, así como ojos y cada una tenia un pequeño destello violeta en el medio que Sophie casi podía sentir que la estaban mirando, como la pupila de un ojo.

“Por otro lado”, continuó Sophie viendo hacía las llamas, “Si me quitaran el hechizo, probablemente mi corazón sería comido antes de poder si quiera reaccionar”.

“¿No quieres que te coman el corazón?”, preguntó el fuego.

Definitivamente era el fuego el que habló, Sophie vio su boca color violeta moverse, su voz era casi tan áspera como la suya, repleta de escupitajos y silbidos de la madera quemada. “Obviamente no quiero”, respondió Sophie, “¿Qué eres?”.

“Un Demonio de fuego”, respondió la boca violeta, “estoy condenado a esta chimenea por un contrato, no me puedo mover de este sitio”. Luego su voz se volvió vigorosa “y tu ¿Qué eres?”, le preguntó, “puedo ver que estas bajo un hechizo”.

Esto sacó a Sophie de su estado somnoliento, “¡Puedes verlo!”, exclamó. “¿Puedes quitarme el hechizo?”.

Hubo silencio mientras los ojos naranjas en el movedizo rostro azul del demonio viajaba arriba y abajo de Sophie. “Es un hechizo fuerte, se siente como uno de la bruja de waste”.

“Lo es”, dijo Sophie.

“Pero parece mas que eso”, dijo el demonio. “Detecto dos capas y por supuesto que no podrás decirle a nadie acerca de ello a menos que ya lo sepan”. Observó a Sophie un momento más. “tendré que estudiarlo”.

“¿Cuánto tiempo llevara eso?”, preguntó Sophie.

“Puede llevar un poco de tiempo”, dijo el demonio, y agregó en un suave y persuasivo parpadeo. “¿Qué te parece hacer un trato conmigo?, yo romperé tu hechizo si tu accedes a romper el contrato al que estoy atado”.

Sophie vio con recelo el delgado rostro del demonio, tenía una inconfundible expresión de astucia al hacer esta propuesta. Todo lo que Sophie había leído mostraba lo extremadamente peligroso que era hacer un trato con un demonio y no había ninguna duda de que este se veía particularmente maligno con esos dientes violeta tan largos. “¿Estás seguro que estás siento totalmente honesto?”, le preguntó.

“No completamente”, admitió el demonio, “Pero… ¿Quieres quedarse así hasta el día en que mueras?, ese hechizo a acortado tu vida en unos sesenta años aproximadamente sino me equivoco”.

Este era un pensamiento terrible, uno que Sophie había evitado tener hasta ahora, hacía una gran diferencia. “Este contrato en el que estás”, dijo, “es con el mago Howl ¿verdad?”.

“Por supuesto”, dijo el demonio, “estoy atado a esta chimenea y no puedo poner ni un pie afuera, estoy forzado a hacer casi toda la magia aquí, tengo que mantener unido el castillo y hacer que se mueva, me tengo que encargar de los efectos especiales que asustan a la gente, así como cualquier otra cosa que Howl quiera, es un ser sin corazón”.

Sophie no necesitaba que le dijeran que Howl era un ser sin corazón, por otro lado el demonio era probablemente igual de malvado. “¿No ganas nada de este contrato?”.

“No lo hubiera aceptado sino ganara nada”, dijo el demonio parpadeando tristemente. “Pero no lo hubiera hecho de haber sabido como iba a ser, estoy siendo explotado”.

A pesar de su precaución, Sophie sintió simpatía hacia el demonio, pensó en si misma haciendo sombreros para Fanny mientras esta se iba a gastar el dinero. “Esta bien”, dijo. “¿Cuáles son los términos del contrato? ¿Cómo puedo romperlo?”.

Una sonrisa entusiasta apreció en el rostro del demonio. “¿Aceptas hacer un trato conmigo?”.

“Si tu aceptas romper el hechizo que tengo”, dijo Sophie con el sentimiento de haber dicho algo fatal.

“¡Hecho!”, gritó el demonio, su rostro morado levantándose alegremente en la chimenea. “Yo romperé tu hechizo en el mismo instante que tu rompas mi contrato”.

“Entonces dime como puedo romper tu contrato”, dijo Sophie.

Los ojos naranja destellaron hacia ella y vieron hacia otro lado. “No puedo, parte del contrato es que ni yo ni el mago podemos decir cual es la cláusula principal”.

Sophie se dio cuenta de que había sido engañada. Abrió la boca para decirle al demonio que en ese caso podía quedarse en su chimenea hasta el día del juicio final.

El demonio se dio cuenta de lo que iba a hacer, “¡No seas impulsiva!”, le dijo. “Puedes descubrir que es si observas y escuchas cuidadosamente, te ruego que lo intentes este contrato no nos esta haciendo ni una pizca de bien a ninguno de los dos. Yo mantendré mi palabra, el hecho de que siga aquí demuestra que si la se mantener”

Lo dijo en un salto agitado y expresión seria, Sophie de nuevo sintió simpatía hacia el. “Pero si he de observar y escuchar significa que debo quedarme aquí en el castillo de Howl”, protestó.

“Solo por un mes, recuerda que tengo que estudiar tu hechizo también”, le suplicó.

“Pero ¿qué excusa puedo usar para quedarme?”

“Pensaremos en una. Howl es bastante inútil en la mayoría de las cosas”, dijo el demonio. “Esta demasiado interesado en si mismo para ver mas allá de su nariz la mitad de las veces, podemos engañarlo siempre que accedas a quedarte”.

“Muy bien, me quedare ahora piensa en una excusa”, dijo Sophie.

Se acomodó en la silla mientras el demonio pensaba, lo hacía en voz alta en un murmuro carrasposo que le recordaba a Sophie la forma en la que ella le había hablado a su bastón cuando caminaba hasta allí y resplandeció mientras pensaba con un rugido de alegría. Sophie se adormeció de nuevo, pensó que el demonio había hecho varias sugerencias, recordaba haber negado con la cabeza con la idea de pretender que era una tía abuela de Howl y a un par de ideas aun mas descabelladas, pero no recordaba con claridad. El demonio a la final se puso a cantar una canción agradable en voz baja, no era ningún lenguaje que ella conociera, o eso pensaba hasta que escucho la palabra “sartén” varias veces, era una canción bastante adomercedora. Sophie cayó en un sueño profundo con la ligera suposición de que la estaban hechizando a la vez de engañando, pero no la molestaba particularmente. Pronto estaría libre del hechizo…

468 ad
  • Pilar
    Muchas gracias. No imaginas cuanto se agradece el tiempo y el esfuerzo que te estás tomando. Un saludo
  • Alma
    Mil gracias por tu perseverancia, y por hacer este un genial inicio de semana. un abrazo
  • Vaya al parecer las lectores son más mujeres que hombres, o al menos son más agradecidas :P… no pues ahora si que sufriste para este capítulo amorcito, que bueno que salió bien a final de cuentas :D, sigue echándole ganas! :tongue_wink_ee:
  • Eleone
    Felicidades por tu esfuerzo!! Una preguntita… cuantos capitulos son en total?
  • Gracias por sus comentarioa..!!

    Eleone: son 21 capitulos, asi que van a tener un buen tiempo para disfrutarlo :P

  • Kakashi
    Pues que bien Isiux, ya subiste el 3 otro mas a la lista de los 21 que mencionas.
    Gracias.
    Por otro lado es cieto lo que dice nolo, al parecer las mujeres son las que estan mas metidas en este cuento, pero yo aqui ando.
    Saludos a todas y a todos.
    Kakashi
  • Muy bien Sis, sigo queriendo leer esto y nomas estoy dejando pasar el tiempo. Pero algun dia me pondre al corriente. Nomas lo he estado leyendo rapido pero no es la misma.
  • Javisan
    Buscando info sobre el libro hallé este blog, y que alegría me llevé al darme cuenta que lo estabas traduciendo.

    Agradezco muchísimo tu esfuerzo, hay que tener voluntad y paciencia, aptitudes de las que yo no dispongo…

    Gracias a ti podré leer este libro que tantas ganas le tenía, ya que como puedes deducir mi inglés…

    Merci

  • Kakashi
    Parece q`hasta aca hemos llegad; alo mejor Isiux deberias decir donde lo consigues a ver si se hago algo yo por mi lado, si no es olestia.
    Saludos
  • Kakashi, el libro lo tengo yo original.. Ahorita te mando un correo, porque a lo mejor si voy a necesitar ayuda al menos con el siguiente capitulo!. El problema es que varios ociotakus estamos en proceso de mudanza y ya todos los libros fueron empacados y no tendremos internet por unos cuantos dias, disculpen el retraso pero ahora si que me veo de manos atadas..!!!
  • Kakashi
    Que pena, la verdad no pense que estarian en tanto alboroto, mis disculpas, en verdad, lo que pasa es que pense que ya no la terminaria, es que em agrao tanto la obra; asi que disculpas Isiux. :grrr_ee:
  • YuriZuu
    :D :D :D :D :D :D :D :D PORFAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!

    CONTINUA CON LOS CAPIS
    ES QUE YO TENGO EL LIBRO EN INGLES PERO LO PREFIERO EN ESPAÑOL
    PLISSS
    CONTINUA :D :D :D :D :D :D :tongue_laugh_ee: :tongue_laugh_ee: :tongue_laugh_ee: :tongue_laugh_ee: :tongue_laugh_ee: :tongue_wink_ee: :tongue_wink_ee: :tongue_wink_ee: :tongue_wink_ee:

  • Inuyasha
    16, 2007 a las 2:36 pm

    Que pena, la verdad no pense que estarian en tanto alboroto, mis disculpas, en verdad, lo que pasa es que pense que ya no la terminaria, es que em agrao tanto la obra; asi que disculpas Isiux

  • Pingback: El Castillo Errante de Howl - Capitulo 5 » Ociotakus - Energía ociosa en movimiento()

  • Nat
    Hola, ya llevaba a la rastra el ánimo por no poder encontrar el libro y peor al ver el comunicado de la editorial que no lo puede reeditar, así que…¡¡¡¡¡¡¡MUCHAS GRACIAS POR EL MARAVILLOSO TRABAJO QUE ESTAS HACIENDO!!!!!! apenas hoy encontré ésta página y he quedado sumamente feliz, los fieles seguidores te agradecemos de antemano la paciencia y el tiempo que estas dedicando a esta obra ya que será el único medio que tenemos aquellos que no podemos con el inglés para disfrutarla.Nat
Kyplex Cloud Security Seal - Click for Verification